Haz tus propias gominolas sin gluten

¿Estás pensando en hacer tu mism@ gominolas sin gluten? ¿Quieres saber cómo? ¡Atent@ a este post! Te daré una buen idea para que te salgan las gominolas sin gluten más buenas del mundo mundial.

Vamos a ‘fabricar’ gominolas sin gluten

¿Qué necesitas?

  • 200 mililitros de agua, es decir, un vaso normal pero sin llegar hasta arriba.
  • 12 láminas de gelatina neutra, o dos sobres.
  • 1 sobre de gelatina del sabor que prefieras.
  • 350 gramos de azúcar moreno.
  • Una cucharada de aceite de oliva virgen extra.

¡Y ahora a hacer gominolas!

Antes de comenzar lo ideal es que ya tengas preparados los moldes con los que te saldrán gominolas sin gluten de diferentes formas y tamaños. No es difícil conseguirlos, pero también puedes cortarlas a mano. Tú eliges. ¡Comenzamos!:

  • Lo primero que has de hacer es hidratar la gelatina neutra, bien sumergiendo las láminas en agua unos 10 minutos, o disolviendo los sobres en medio vaso de agua durante también 10 minutos.
  • Pon el agua en un cazo y calienta a fuego medio. Mientras, usa el aceite para untar los moldes o un recipiente plano para después cortarla. Existen en el mercado muchos utensilios para cortar con formas divertidas y originales.
  • Cuando el agua esté a punto de ponerse a hervir, añade la gelatina y remueve hasta que se disuelva bien.
  • Cuando veas que ya se ha disuelto la gelatina neutra, añade el contenido del sobre de gelatina con el sabor que más te guste y sigue removiendo.
  • Añade los 300 gramos de azúcar y no dejes de remover hasta que empiece a hervir.
  • Retira el cazo del fuego y distribuye el preparado por los moldes que hayas elegido o los recipientes escogidos.
  • Mételos en la nevera unas seis horas para que se enfríen bien. Después de ese tiempo, desmolda o corta a tu gusto y ya tendrás tus ricas gominolas sin gluten. Rebózalas en el azúcar moreno y así no se pegarán entre ellas.

Dales un toque diferente

Este es un pequeño truco si quieres que tus gominolas sin gluten tengan un mayor sabor afrutado: en vez de agua puedes usar zumos de sabores; y si las quieres más suaves, usa leche de almendras en vez de agua.

Otro pequeño truco es usar unos cuantos vasos de chupito para preparar a la vez gominolas de diferentes sabores.

Ya lo has visto, hacer gominolas sin gluten muy sencillo y divertido. Ya sean para ti o para los más pequeños de la casa, disfruta primero haciéndolas y después saborea cada una de ellas como si fuesen perlas deliciosas. ¡A comer gominolas!

Si necesitas más información sobre qué es la celiaquía, cómo se diagnostica y mucho más, no dudes en ir a mi súper GUIA SIN GLUTEN ¡Espero que te guste!

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Superceliaca te informa que los datos de carácter personal que nos proporcionas rellenando el presente formulario serán tratados por Yaiza Matesanz Avilés como responsable de Superceliaca. La finalidad de recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte actualizaciones de nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimazicón se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en servidores de Mailchimp (proveedor de email marketing) que pertenece a la empresa The Rocket Science Group LLC d/b/a , con domicilio en EEU cuya información está disponible aqui, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos.

Recuerda que puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación o limitación, incluso suprimir los mismos a través de info@superceliaca.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos en nuestra Política de Privacidad.