¿Tratamiento para la celiaquía? Llevo quince años oyendo hablar de esa gran oportunidad para todo celíaco de poder comer cosas con gluten sin ningún peligro.

Cuando me diagnosticaron que era celíaca, recuerdo que mi médico me dijo: «Yaiza tranquila, esto es una dieta que vas a tener que llevar a cabo toda tu vida, pero no te preocupes, no todo son malas noticias, ya que están investigando la posibilidad de lanzar una vacuna para que todos los celíacos podáis comer gluten de vez en cuando y está prevista para dentro de cinco años.»

Y claro, yo, que sólo tenía doce años, me emocioné y me dije a mi misma, bueno, esto no va a ser tan duro como esperaba, en breve tendré la oportunidad de poder comer de todo y sin problema.

En realidad, hoy en día, esas ganas que tenía cuando era pequeña de comer una pizza de cualquier restaurante italiano, o una hamburguesa con pan en el McDonald’s (lo del pan de hamburguesa sin gluten sólo lleva par de años, antes todos los supercelíacos teníamos que comernosla como si fuese un trozo de carne con ‘verduras’, salsas y queso mal puestos y pegándose por toda la cajita de cartón), han pasado a la historia.

En cuanto vi los beneficios de no comer gluten, dejé de pensar en ese tratamiento para la celiaquía.

Pero claro, ¿por qué creéis que no la han desarrollado todavía? Tanta gente celíaca con esa esperanza durante tantos años y ahí siguen..’desarrollándola’. No se ha creado todavía porque no interesa. No interesa una mierda porque, gracias a todos nosotros, muchas empresas se están beneficiando del gran gasto que nos suponen los productos especiales sin gluten. Por eso definen nuestra enfermedad como ‘la enfermedad de ricos’.

¿Y qué seguimos haciendo nosotros? Seguimos esperando ese tratamiento para la celiaquía que tanto nos han prometido.

Se que hay gente que le cuesta mucho llevar una dieta sin gluten porque, o se lo han detectado tarde, o nunca tuvieron síntoma alguno de malestar. Lo cierto es que todos debemos llevar esta dieta lo mejor posible y no aferrarse a que ‘pronto’ vendrá la solución a sus días sin gluten, porque quizá nunca aparezca…o sí.

Hace poco estuve buscando información, de nuevo, sobre este tema y descubrí algo interesante.

Un consorcio investigador formado por el The Walter and Eliza Hall Institute (WEHI) de Melbourne, Australia y la universidad de Oxford, llevan desde el 2010  investigando sobre este tema y desarrollando una serie de herramientas y terapias para los celíacos. Os invito a que le echéis un vistazo en su web (en inglés).

 Así mismo os dejo un artículo de EL MUNDO sobre el mismo asunto en el que explican, esta vez en español, la investigación de la que hablo un poco más arriba.

Si llegase ese momento y tuviésemos de repente un tratamiento para la celiaquía, ¿lo tomarías? ¿Añadirías el gluten a tu dieta?